Conoce uno de los aviones más lujosos del mundo


En los últimos posts vimos el que será el próximo avión del presidente electo Donald Trump, un avión al que no le faltan todo tipo de lujos y comodidades. 

Pues bien todas estas comodidades no son nada comparadas con el nuevo Boeing 787 Dreamliner Kestrel. Este avión ha sido diseñado por la compañía Kestral Aviation que para modificar este 787 Dreamliner (un avión comercial habitual) ha contado con la ayuda del estudio de diseño Pierrejean Design (una compañía especializada en el diseño de aviones) y a Greenpoint Technologies (dedicada a los aviones de lujo).


El trabajo en colaboración de estas empresas ha dado lugar a un apartamento de 220 m2 con capacidad para 39 personas. Además de la zona de pasajeros, equiparable a la primera clase de un vuelo comercial, este avión de lujo cuenta con una sala de reuniones, una suite de lujo con una cama de 2 metros y un amplio baño .

EL Boeing 787 Dreamliner Kestrel cuenta con una autonomía de 17 horas y sale al mercado con un precio de 325 millones de dólares.


Seis curiosidades sobre el próximo avión de Trump: El Air Force One

1.- El Air Force One no es un avión

No, el Air Force One no es un avión en concreto. EL Air Force One es el nombre que el control del tráfico aéreo otorga a cualquier avión de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en el que viaje el presidente de los Estados Unidos. Solo en el caso de que el presidente se encuentre en el avión puede recibir este nombre, en otro caso se considera un avión civil.

No obstante el presidente no viaja cada día en un avión distinto, la flota destinada a sus viajes consta de dos Boeing 747-200B numerados en su cola como 28 000 y 29 000 con la designación VC 25.

2.- Puede repostar en el aire

Aunque el Air Force One tiene capacidad para recorrer más de 12. 600 km sin necesidad de repostar combustible, a los fabricantes les pareció poco para una persona con una agenda tan apretada. Por ello el Air Force One tiene la tecnología necesaria para repostar en el aire en el caso que fuera necesario, para ello tiene un tapón en la parte delantera conectado a un depósito al que una segunda aeronave podría conectarse para recargarlo de combustible. De esta forma el avión tiene una autonomía casi ilimitada.

3.- Grandes medidas de seguridad

En el caso de que se produjera un pulso electromagnético el Air Force One tiene un sistema de protección que evita que se dañen sus sistemas eléctricos. Además posee un sistema antimisiles del que por motivos de seguridad se desconocen sus características.

El avión está también equipado con contramedidas electrónicas (ECMs) para interferir en radares enemigos y bengalas para eludir los misiles que buscan fuentes de calor.

4.- Cuenta con 400 m2 de espacio y todo tipo de comodidades

Los 400 m2 están repartidos en tres plantas: la planta primera está destinada al equipaje mientas que las dos restantes cuentan con las instalaciones para los pasajeros incluido un centro médico que en caso necesario puede convertirse en quirófano.

Además consta de dos cocinas, en el que trabaja un equipo de cinco chefs que tienen a su disposición todo tipo de alimentos frescos y con capacidad de alimentar a 100 personas.

Otro de las utilidades del avión es una sala de conferencias que en ocasiones se utiliza como gran comedor, un gimnasio, los despachos del equipo del presidente, habitaciones para los invitados y espacios reservados especialmente para los periodistas y el servicio secreto. 

5.- Las instalaciones presidenciales

El presidente y su círculo cuentan con unas instalaciones conformadas por una sala de reuniones insonorizada, el despacho presidencial, la habitación del presidente, en la que hay dos camas individuales convertibles en sofá y un baño con ducha.

6.- Otras curiosidades

- Cuenta con más de 80 teléfonos a bordo.
- Además del Air Force One, el presidente cuenta con el Marine One para desplazamientos en helicóptero.
- Lyndon B. Johnson ha sido el primer y hasta el momento único presidente en jurar el cargo a bordo del Air Force One, debido al asesinato de John F. Kennedy.

- Si quieres visitar las antiguas aeronaves que sirvieron formalmente como Air Force One se encuentran expuestas en el Hangar Presidencial del Museo Nacional de las Fuerzas Aéreas en Ohio. 

Los aviones del futuro

El futuro de la industria aerocomercial se enfrenta a desafíos como el elevado consumo de combustible, la gran cantidad de emisiones contaminantes que emiten y la gran competitividad.

Estos son algunas de las tendencias más innovadoras para el futuro próximo:

Nuevos diseños para las alas

Reducir el uso de combustible es uno de los grandes desafíos a los que se enfrentan los ingenieros aeronáuticos. Para ello los ingenieros de Lockheed Martin han creado el concepto “Box Wing” que consiste en unas innovadoras alas que hacen que los aviones sean más eficaces en términos de aerodinámica y distribución del peso.


Así mismo, los ingenieros de Boeing se están planteando la posibilidad de incorporar alas plegables en su nuevo modelo híbrido, con el objetivo de facilitar su aparcamiento en tierra, ya que se prevé que el tamaño de estos aviones doble el de los convencionales.



Avión-helicóptero

El proyecto X-Plane pretende combinar los beneficios de ambos medios de transporte: la capacidad de los helicópteros de despegar de forma vertical, lo que hace innecesarias largas pistas de aterrizaje y la alta velocidad que consiguen los aviones.

La ida ha sido puesta en funcionamiento por la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa de EE.UU (DARPA) que quiere construir aeronaves de despegue y aterrizaje vertical para sustituir los helicópteros en ejército. 



Motor-cohete
La compañía Reaction Engines lleva 22 años con el desarrollo de un motor que permite a las aeronaves desplazarse a la friolera de 6.500 km/h, lo que haría posible realizar el vuelo Londres- Sídney en apenas 4 horas. 
Este motor podría instalarse en el avión de nueva generación Lapcat que podría ascender hasta los 30 km de altura con 300 pasajeros a bordo, cuando lo usual es que no superen los 15 km. Para soportar la fuerte presión el avión se vería obligado a prescindir de las ventanas.



Multicóptero

Varios ingenieros alemanes han creado un multicóptero al que han bautizado como “E-Volo” que podría revolucionar el mundo de la aviación ligera. Tras unas pruebas de vuelo no tripuladas  se realizó con éxito el primer vuelo tripulado de una de estas aeronaves.

Se trata de un vehículo de 16 hélices con baterías de litio que sólo pesa 80 kg. Para manejarlo se utiliza una simple palanca de mando. 

Una característica novedosa en cuanto a la seguridad  del E-Volo es que puede tomar tierra incluso si 4 de sus rotores dejaran de funcionar y en caso de sufrir problemas más graves, el piloto puede utilizar un paracaídas que se abre por encima de la aeronave, algo que no es posible en un helicóptero cuyo rotor esté encima de la nave.
Por su pequeño tamaño y ligereza en el futuro este multicóptero podría reemplazar a los helicópteros e incluso a los automóviles. 



Avión solar

Se trata del primer avión pilotado capaz de desplazarse utilizando solo de energía solar, que acumula en cuatro baterías. En el año 2013 este aeroplano recubierto de 11.000 células fotoeléctricas terminó el trayecto San Francisco – Nueva York sin ningún problema.